Oye Siri, déjame que te lo escriba: Eres tonta.

Recuerdo la primera vez que usé Siri. Fue en el iPhone 4S de una amiga y me parecía increíble poder pedirle cosas al teléfono con lenguaje, más o menos, natural.

En cada keynote escuchábamos cómo mejoraba Siri, hasta casi me convencen con una Siri proactiva que te mostraba las cosas justo cuando las necesitabas. No se vosotros, yo todavía estoy esperando a que, por lo menos, no me diga que mi próximo destino un sábado a las 4 de la tarde es que vaya a trabajar. En fin, este tema daría para otro post.

¡Con los años que han pasado y parece que Siri no ha aprendido nada!. Bueno, puede que algo haya aprendido pero no lo parece, porque la sigo usando igual que en 2012.  En cuanto me salgo de los básicos como " Siri recuerdame mañana llamar a Tim Cook y decirle que baje el precio del iPhone X" o " Anota en mi calendario una reunión con Mr Potato" es casi una ley azarosa del universo que Siri acierte con una respuesta adecuada a lo que le pedía.

Total, dejé de usar Siri. Y no solo eso, la desactivé en todos mis dispositivos y ahorrarme los recursos que pudiera consumir.

¡Entonces me compré el Apple Watch y todo cambió!

No.

Pero sí que le di otra oportunidad. Activé Siri de nuevo y me di cuenta de que seguía siendo igual de torpe, pero al menos esos comandos básicos me salían de una forma más natural si los decía al levantar mi muñeca en lugar de sacar y hablarle al móvil.

Todavía no me siento cómodo hablándole al móvil. Ojo, hablarle al reloj tampoco me llena de ilusión, pero por alguna extraña razón no me resulta tan "anti natural". Puede que sea culpa de la cantidad de ciencia ficción que he visto en mi vida y de la costumbre que tenemos la mayoría de comunicarnos cada vez más por mensajes.

Luego llegó iOS 11 y trajo algo que sí ha cambiado mi forma de usar Siri. Los comandos escritos.

No me quiero extender mucho. Sólo quería compartir que encuentro  a Siri mucho más accesible cuando le escribo con el movil pero le hablo con el reloj. Los puntos positivos son bastante obvios:

- Oye Siri solo funcionará cuando levanto la muñeca: La primera vez que instalé Sierra y actualicé a iOS 10 dije un día: "oye Siri". Recibí respuesta de mi ordenador, del iPhone y hasta iPad de mi novia que estaba en la mesa. Ese, fue el momento en el que dije: no me gusta como está pensado esto. Desactivar.

- Ahora puedo elegir dos formas de escribir un recordatorio rápido: puedo escribírselo a Siri en el iPhone con sólo una frase con el 100% de probabilidad de que te entienda a la primera. Y puedo decírselo por voz si no pudiera escribir.


- Puedo tener el modo ahorro de batería del iPhone activado sin pensar que no tengo "oye Siri".

Como veréis, no os cambiará la vida pero puede ser una configuración un poco más coherente con nuestra forma digital de comunicarnos: Del mismo modo que le mando un WhatsApp a mi madre, le digo a Siri que es tonta. Por otro lado, si quiero, también se lo puedo gritar con el Apple Watch.

Para acceder a la configuración de Siri debemos buscar en ajustes-> accesibilidad-> Siri->escribir a Siri.

Espero que lo veáis tan útil como yo.

J.Growl

Biólogo de profesión, jugón y tecnófilo sin remedio. No hablo de temas serios si no hay buena cerveza de por medio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ANTES DE COMENTAR LEE:

Por favor se educado y respetuoso. Si tienes problemas o dudas específicas utiliza el formulario de contacto. Gracias por colaborar!