Jobs podría tener razón

Llevo varios meses dándole vueltas al tema de esta entrada. Sabía de lo que quería escribir pero no sabía ni cómo enfocarlo ni cómo compartirlo con vosotros de una forma creible así que voy a lanzar directamente la pregunta:

¿Qué hay que tener en cuenta para comprar un Macbook?

Es una pregunta con trampa, y para responderla hay que hacer un breve repaso de la situación actual en la que muchos critican la "pérdida de rumbo" de la compañía. Creo que hasta yo lo he dicho alguna vez. Sin embargo a pesar del descontento entre los usuarios parece que Apple sigue en su tozudez y sigue tomando decisiones que claman al cielo. Finalmente después de darle vueltas al tema me he dado cuenta de que hay una clara dirección: Ser rentable el mayor tiempo posible. Y si en el camino hacen buenos productos, bueno, mejor.

Esta rentabilidad nos ha traído cambios en diseño, en conectividad, en precios, ha habido salidas de ingenieros, discusiones internas, productos retrasados... y estoy seguro de que nada de esto ha sido al azar. En Apple algo ha cambiado, ellos han evolucionado pero nosotros no.

Estamos acostumbrados a que nos lo pongan fácil.

Llevo mucho tiempo fijándome en cómo se exponen los teléfonos móviles, los ordenadores, las televisiones y...bueno, todo; en la mayoría de los casos están clasificados por precio así que vamos a coger nuestra máquina del tiempo digital e intentaremos remontarnos a los últimos años de Jobs. En 2010 podíamos ver algo así:

 Si querías comprar un Macbook lo primero que tenías que hacer era mirar tu cuenta corriente, establecer un presupuesto y elegir. Considerando un presupuesto no profesional y de usuario normal esto es lo que había:

- Un modelo de entrada de plástico, el Macbook blanco. 2Gb de RAM Core 2 Duo y 250 Gb de HDD.

- Un modelo en aluminio con vistas a la ampliación. Misma placa pero con 4 Gb de RAM.

- Un ultraportátil. Ligero, aluminio. Misma placa pero con 2 Gb de RAM y un SSD de 128 Gb.

La decisión era bastante sencilla, tres modelos que prácticamente compartían hardware interno.

Hoy, en 2017 ya, lo que llama la atención a primera vista para la mayoría es el precio pero si seguimos mirando lo más relevante es la "complicación" de la gama, me explico.



Para empezar, ¿ Cuál es el modelo de entrada? ¿El más barato o el de especificaciones más básicas? Y otra cosa. ¿ No hay demasiados Macbook Pro?  Seis años después con  presupuesto de 2010 de usuario estándar solo podemos acceder a un MacBook Air básico, prácticamente invariable desde 2012 a excepción de la evolución natural de sus características internas.

Pero sin duda lo que más me ha hecho pensar es el increíble "inception" que está haciendo Apple en los usuarios. Ellos nos quieren implantar la idea de la famosa era Post-PC. Una, en mi opinión, obsesión por intentar igualar el iPad al ordenador (de esto hablamos aquí en su momento).

Vamos a configurar un iPad básico e igualarlo lo máximo posible a un ordenador "típico" añadiéndole el teclado. ¡Tachán!



Si alejas un poco la vista para ver el nuevo conjunto la idea está muy clara: El modelo de entrada es un iPad y, en realidad, no tiene por que ser una mala idea. La mayoría de nosotros usamos nuestros ordenadores para leer el correo, navegar en internet, escribir documentos, leer PDF y alguna edición de vídeo y foto esporádica. Para el que lo pregunte el iPad es lo suficientemente potente como para eso.

¿ Significa que tenemos delante el "ordenador" de entrada de Apple? A priori puede resultar un poco paradójico que la entrada en macOS sea mediante iOS un derivado "simplón" de macOS.  Pero... ¿ De verdad necesitamos más los usuarios básicos?

Con una autonomía envidiable y ligero, una de las mejores pantallas del mercado, sin complicaciones al instalar programas, no necesita periféricos... visto desde la perspectiva de la productividad no me parece algo descabellado. Al iPad que está arriba yo lo llamo el ordenador mínimo.

La clasificación es diferente, pero nosotros no.

Seguimos queriendo el mejor ordenador al mejor precio, seguimos pensando como en 2008 y lo peor, muchos aun conservamos parte de la mentalidad PC. Pero me temo que el dinero ya no puede ser un factor a tener en cuenta pues un macbook con un m3 en 12" y un i5 en 13" valen lo mismo. Además, si quieres potencia de verdad tendrás que pasar por caja y añadir unos extras que como mínimo te llevarán a los 2699€.

Esta nueva línea se está contagiando a prácticamente todos los fabricantes. Hemos dejado de comparar características técnicas para comparar milímetros y materiales que ahora llamamos "premium".

El resultado es lo que hay arriba. Un ultraportátil y un equipo "Pro" del año pasado que tienen el mismo precio de salida, junto a un modelo que está destinado a desaparecer y una tablet con complejo con un sistema operativo que tiende a " obsoletizar" antes que un sistema de escritorio. A esto hay que añadir que sólo se puede hablar de un modelo Pro en cuanto a potencia con el MacBook Pro 15" con gráfica dedicada. También podemos complicarnos más teniendo en cuenta que el MacBook Pro de 2016 básico cuesta 300€ más y sólo saca 122 puntos más en el benchmark que su predecesor.

Por tanto la primera y única pregunta que hay que hacer es: ¿ Qué necesito?

Más no siempre es mejor. Volviendo a lo básico.

Gracias a Tim Cook, la bestia del diseño Johny Ive está suelta y sin control. Su obsesión por la delgadez ha llevado al límite a los ordenadores actuales. Su trabajo no es ponerles músculo, a él importa que se vean brillantes, delgados y caros, que se apañen los de hardware con el resto. Como seguramente tú no tienes los mismo valores que él te propongo que consideres la importancia de estas cualidades en portátil, para que elijas adecuadamente en el futuro.

- Diseño.
- Potencia.
- Portabilidad.

Bien, ahora vamos a comparar el catálogo actual de portátiles con esta tabla:



Para que la tabla tenga sentido hay que tener en cuenta los siguientes puntos:

- Los datos corresponden siempre a los modelos más básicos (El MacBook Pro de 2015 no se tiene en cuenta).
- La potencia compara benchmarks 3 64 y el referente usado como máximo es el valor para el MacBook Pro 15" tope de gama.
- En diseño se asume que lo nuevo está mejor diseñado.
- La portabilidad  puede medir en densidad superficial ( cm^2/g) pero da el mismo resultado que tener sólo en cuenta el peso. De nuevo el valor máximo es el equipo más grande ( MacBook Pro 15") y el 100% representa al más ligero.

Hasta aquí seguramente no te has llevado ninguna sorpresa. Lo interesante viene si metemos al iPad Pro con su teclado por medio:


Ahora vamos a verlos por precio:


Y para rematar, un gráfico con todos los modelos:

Haz click en la imagen para verla mejor

¿Nos está apple obligando a que elijamos iPads por su precio? ¿ nos está encaminando hacia la dirección correcta haciéndonos ver al ordenador como algo a otro nivel e innecesario en relación a su potencia?

Jobs podría tenía razón.

El iPad llegó como un accesorio y hemos visto cómo ha aumentado su funcionalidad hasta el punto de que algunos apocalípticos han calificado el momento actual como "era post-PC". Es posible y repito, es posible, que sea un acierto considerarlo como modelo de entrada al elegir un ordenador porque, al uso, es un ordenador con un enfoque diferente.

No estoy diciendo que un usuario básico tenga que comprarse un iPad, pero es bueno saber que no hay por qué descartarlo por carecer del concepto tradicional de ordenador.

Estoy seguro de que si Jobs viviera tendríamos productos diferentes a los actuales aunque últimamente creo que hemos olvidado esta cita:





J.Growl

Biólogo de profesión, jugón y tecnófilo sin remedio. No hablo de temas serios si no hay buena cerveza de por medio.

7 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo con tu artículo, ya lo dije en otro blog, Cook solo busca rentabilidad, no dar servicio al usuario, el cual le trae sin cuidado.

    Pero, por otro lado, tengo meridianamente claro que mi iMac JAMÁS lo podrá sustituir un iPad, macOS tiene unas prestaciones y una estructura, que no tiene iOS, ni podrá tener jamás.

    ResponderEliminar
  2. Que Apple pretenda que los usuarios sustituyamos los PC por iPad no quiere decir que eso vaya a pasar. Para mi, mientras el iPad utilice iOS no es alternativa para sustituir mi MacBook Pro. Por muy portátil que sea el iPad no se me hace rentable la inversión cuando pienso en la cantidad de cosas que no podría hacer en el iPad y que si puedo hacer en el MacBook Pro.
    Lo que si debo acotar, es que en ésta ocasión pasé de actualizar al nuevo modelo de MacBook Pro, simplemente no hubo incentivo que me hiciese hacer el cambio. Pero no por eso contemplaría el iPad como sustituto de una PC de las de toda la vida.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, no digo que el iPad sea el único sustituto del PC. Digo que puede serlo para muchos usuarios. Muchos más de los que pensamos.

      Un saludo!

      Eliminar
  3. "La gente no sabe lo que quiere hasta que se lo enseñas", bueno probé el iPad pro, es una buena tablet pero no es una PC, tiene una exelente portabilidad, pero en el uso diario siempre le va a faltar algo comprado con una PC, por más básica que esta sea

    ResponderEliminar
  4. Muy de acuerdo con la entrada. Quieren que el iPad pro sea el nuevo modelo de entrada.
    Yo compré el MacBook Air 11 " 2014, junto con el iPhone 6 Plus combo perfecto.
    Ya se me ha pasado la fiebre tablet el cual creo que voy a vender ( iPad Air 2 wifi 4G)

    ResponderEliminar
  5. Yo acabo de actualizar con un ssd mi macbook por de 2011. He puesto el HDD en la bahia optica. Mi macbook va como un tiro. Os aconsejo que si teneis un macbook lo hagais. La verdad es que no encuentro en los modelos actuales de apple algo que cumpla mis expectativas como para hacer una inversión tan grande. Lo de los puertos usb C no lo veo tan practico a día de hoy. Es una pena porque Apple fue para mi una liberación del Windows al que no me gustaría tener que volver.
    El Ipad que tengo es el air y no lo veo como un ordenador. Le doy muy poco uso.

    ResponderEliminar
  6. Personalmente sí veo al iPad válido para sustituir completamente al PC en los casos en los que no hay uso profesional o semi-profesional (apps que solo corren en equipos de escritorio, etc).

    Teniendo un iPad (última generación, no Pro) y un iPhone Plus, si no fuera por esos momentos en los que necesito ese tipo de apps (suite de diseño de Adobe, Traktor Scratch para conectar con giradiscos...), ni abriría el ordenador.

    ResponderEliminar

ANTES DE COMENTAR LEE:

Por favor se educado y respetuoso. Si tienes problemas o dudas específicas utiliza el formulario de contacto. Gracias por colaborar!