Volviendo a Windows unos días.

Sorprendido por la Surface he decidido darle una nueva oportunidad a Windows usando un portátil que tenemos en casa y lo he estado usando como ordenador principal durante unos días.

¿ Por qué no seguir hablando de la Surface? Sencillo. Comparar la Surface con mi funcional Macbook Air es un poco injusto debido a sus obvias diferencias y he pensado que una referencia de portátil a portátil sería mas justa.

Estas son mis impresiones:

Windows se ha renovado, con características deseables para cualquier sistema pero que, por mucho que se intente actualizar, sigue siendo Windows. Esto parece una obviedad, pero para los que dejamos windows en su momento volver a lidiar con sus problemas hace que uno recuerde el por qué del cambio.

A priori uno podría pensar que es debido al hardware del PC que estoy usando pero un Sony Vaio T con un i3 a 1.8 Ghz, 4 Gb de RAM, Intel HD 4000 y un disco duro híbrido no está demasiado lejos de un Mac mini o un macbook de 2012.



Los problemas que más me han atacado la moral son los siguientes:

Algo inherente a la mayoría de los PC: Plásticos pegatinas y crujidos por todas partes. Estar acostumbrado a la suavidad de los Macbook directamente casi vuelco el Sony.

Para asegurarme de que todo iba bien reinicié el PC a su estado de fábrica y tuve que lidiar con actualizaciones de drivers de forma manual debido a la actualización a W10. A eso hay que sumarle la configuración y actualización obligada de los programas que trae cada fabricante para control de btería, de gráficos y cosas que no entiendo para qué sirven.



Por supuesto, el antivirus de prueba de turno. Mc Affee. Me llevó 20 minutos averiguar como eliminarlo por completo.

El propio Windows no se quedaba atrás con 5 jueguecitos instalados y una molesta notificación recurrente para probar Office de forma aleatoria, que por supuesto aparecía en los momentos más inoportunos para requerir mi atención y levantarme del sofá mientras veo una película conectado a la TV.

De las notificaciones prefiero no acordarme. Windows no te deja tranquilo con sus notificaciones. Cada vez que conectaba el ordenador a la pantalla externa mensajito para configurar una resolución que estaba más que configurada, mensajes continuos de aplicaciones que no son compatibles con Windows 10. Mensajes de Windows update y de revisar el antivirus y firewall.

Pero que mal momento para preguntarme esto, chaval

Abres las notificaciones todo preocupado y ves que todo está bien.



Pasamos ahora a lo que es usar el PC para trabajar:

Después de varios días de uso como ordenador  principal  me di cuenta de que la gestión de recursos del sistema sigue siendo tan penosa como antes. Tareas tan sencillas como leer un PDF y buscar en internet algunas cosas el ordenador se calienta y va soplando como si estuviera jugando a Skyrim en Ultra 4K. La RAM comida por procesos que aún no se qué son y por supuesto la duración de la batería muy comprometida.

No me cabe en la cabeza como un pequeño i3 y una pantalla 720p de 13" sin hacer gran cosa puede darme una autonomía máxima de 3 horas con brillo medio y solo el wifi activado. Mi Macbook de 2008 me daba 5h. Hablo de hace 8 años.

Otra cosa a la que estamos mal acostumbrados los maqueros, la instalación de aplicaciones. Es verdad que la tienda de Windows ayuda mucho pero todavía está instaurado el sistema "clásico". El del instalador .exe.

Se que en mac hay algunas apps que lo usan pero la mayoría no. Arrastrar a la carpeta de aplicaciones sin más es algo que se echa de menos. Instalar aplicaciones en Windows es un rollo. En más de una ocasión aplicaciones no funciobana porque faltaban librerias .dll, u otros programas de windows como el framework.

Son cosas que deberían venir preinstaladas  e integradas en el sistema si tan importantes son.

También echo de menos aplicaciones nativas que sean útiles. En Mac tenemos una auténtica navaja suiza "para casi todo". Hablo de Vista previa y vista rápida. Poder editar de forma sencilla PDF o imagenes es tremendamente útil en el día a día, previsualizar un documento pulsando espacio es... literalmente sideral!

Spotlight le sigue dando una paliza al buscador que trae Windows, es algo obvio desde el primer minuto.

Cortana pide una configuración engorrosa que además solicita información personal  y me ha dado mucha pereza activarla.

La configuración y optimización personalizada del sistema es prácticamente imposible si no dominas un poco el asunto. Por un lado tienes el panel de control de toda la vida y por otro lado tienes la Configuración del PC, una App de estilo Metro que carece que lo mismo que el sistema en general: Orden.



Muchos cuadraditos pero demasiada información mezclada.



Conclusión:

Windows no es un sistema malo, es un sistema "estúpido". Es una total incongruencia, donde el afán por integrar funciones y cosas se ha descuidado por completo la coherencia de las mismas. En lugar de ayudarte te hace perder más tiempo.

Los problemas de instalación de software de terceros, la falta de pocas aplicaciones del sistema competentes, configuraciones de antivirus y un sistema que en general es engorroso y lento es algo a lo que los maqueros no estamos acostumbrados, y eso hace que perdamos los nervios a la mínima.

Esto es algo muy palpable cuando el usuario Windows está presente. Él no se inmuta ante los cuelgues, ante la lentitud y ante las barras de carga. El usuario de Windows espera y el de Mac se inquieta. Cuando el ordenador falla de forma grave el usuario de Windows tranquilamente reinicia su PC y el usuario de mac tira el PC a la basura.



Windows exige que el usuario esté al día en sus configuraciones, actualizaciones, de su seguridad...Me ha hecho sentir que estaba al servicio del ordenador, dejando toda mi productividad por el suelo.

Yo me quedo como estaba, a pesar de que Apple no esté en su mejor momento, la alternativa sigue sin ser una opción.


J.Growl

Biólogo de profesión, jugón y tecnófilo sin remedio. No hablo de temas serios si no hay buena cerveza de por medio.

4 comentarios:

  1. Es lo que me pasa cuando meto mano en los PC de la empresa.... menos mal conseguí que a mi me compren un iMac.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues que suerte has tenido!

      Profesionalmente hablando sólo he visto macs en algunos laboratorios de bioquímica muy privilegiados.

      Eliminar
  2. Estás hablando de Sony. Encima mencionas problemas ajenos a Windows.

    Yo no he tenido esos problemas. Ni siquiera me aparce la notificación de cambiar la resolución de pantalla.

    Es como si apenas aprendieras a usar Windows. Yo también paso lo mismo cuando pruebo Mac, así que son sólo cosas de uno por costumbre me temo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!

      Para nada creo que los fallos de construcción de un PC estén relacionados con Windows. Pero es inevitable comparar a los fabricantes de PC en general, pues son los que usan este sistema.
      Precisamente hice hincapié en que he usado un equipo con un precio bastante superior a la media por su marca y supuesta calidad, no estoy hablando de Acer o Asus porque entonces sería muy fácil comparar la construcción de un macbook con la de cualquiera de esos 2.

      También puedo entender que tengas dificultades con mac por no estar acostumbrado pero nunca será porque el sistema en si te dificulte trabajar. Un caso concreto: una actualización espontánea cuando quieres apagar el ordenador porque vas a salir. O una actualización al arrancar el PC, precisamente porque lo necesitas y se vuelve inusable el tiempo que el azar decida.

      Trabajo con windows a diario, no se trata de no saber usarlo. Se trata de que tiene una estructura muy torpe y cuadriculada. Eso no quiere decir que no tenga cosas buenas. Me encanta la gestión de la doble pantalla y que con las teclas Windows+ P puedas cambiar la forma de emitir a la pantalla externa. También me parece magnífico que pueda instalarse en equipos antiguos.

      Del hecho de que haya dos formas de acceder a la configuración del PC, que es de las cosas que más me han sorprendido no me has dicho nada. Es confuso, porque es difícil recordar la estructura mentalmente. Yo se cómo configurar cada cosa en Mac. No porque sea un experto, sino porque todo está en "preferencias del sistema" y se trata de buscarlo ahí.

      Seguro que he tenido problemas particulares, que se deben al ordenador en sí. Pero eso también es tremendamente engorroso. No puede ser que te compres un ordenador y que al encenderlo pienses " bueno, a ver que me toca con este".

      Tampoco me creo que no hayas tenido que lidiar con drivers, instalaciones y configuraciones varias. Un Mac es usable desde el primer momento ( a falta de programas específicos).

      Nada más encender windows lo más normal es descargar Chrome, VLC, un descompromidor tipo RAR y un visualizador de PDF. En mac como mucho el VLC, porque para todo lo demás tiene herramientas excelentes.

      Para mas inri, esta percepción de "sistema patoso" ha sido la misma en una Surface 4, como puedes ver en otro post sobre ella y es la misma que tengo en cualquier equipo sin importar su modelo.

      Recibe un saludo y gracias por participar!!

      Eliminar

ANTES DE COMENTAR LEE:

Por favor se educado y respetuoso. Si tienes problemas o dudas específicas utiliza el formulario de contacto. Gracias por colaborar!